BODA

Lo más espectacular fue el pozo con el corazón enramado y las velas rodeadas de margaritas y girasoles. Por la noche con las velas encendidas quedó una estampa preciosa.

En la entrada la ceremonia se colocó una escalera adornada con tul y pétalos.

En la recepción cada invitado buscaba su sitio en el seating plan, que colocamos en un viejo palé pintado con marcos antiguos.

Y con la mesa de firmas, se podía escribir los mejores deseos para los novios y colgarlos en el árbol de los deseos