NUESTRA SONRISA

Soy Ana, siempre me ha encantado celebrar y decorar, durante muchos años me he dedicado a la animación infantil. El mundo infantil es mi pasión.

Todo empezó con la comunión de Alex. Quería hacer algo diferente, original, divertido, una fiesta que no olvidaría en toda su vida. Busque información, aprendí lo que era un Candybar, un Photocall, un Babyshower o una fiesta temática. Me introduje en un mundo que me entusiasmó desde el primer momento, la decoración y organización de fiestas infantiles…

Me volqué tanto en organizar aquella celebración y le dedique tanto tiempo que fue agotador, pero, todo salió de fábula, mereció la pena por ver la cara de ilusión de Alex. Y me gustó tanto la experiencia, que llevé mi gusto por la decoración a otro nivel totalmente desconocido para mí, fue maravilloso. Así que, me aficioné tanto, que celebración que tenía, celebración que preparaba y decoraba con mimo. Pensé que de mi afición podría hacer una profesión.

Pero crear una pequeña empresa sola es muy duro… y aunque tenía el apoyo incondicional de mi marido y mis hijos, necesitaba a alguien que me acompañara en el camino del emprendimiento.

Hola soy Isabel, mis inicios en la creación de tartas vienen cuando mis niños cumplieron el primer añito… Todas las tartas que podías comprar eran muy estandarizadas, poco alegres y sin el factor “walaaa” y yo quería que su tarta fuera especial y que cuando la vieran, porque siempre las hacia a escondidas a modo de sorpresa, se les iluminara la cara.

Lo mismo que a mis invitados, me apetecía que el cumpleaños fuera algo inolvidable cuando haces el repaso de las celebraciones del año en la familia, viendo fotos recordando lo bien que lo pasamos, que palabras dijeron cuando soplaron la tarta…abrieron un regalo…etc.

Y por supuesto algo “supersorprendente” en la fiesta con sus amiguitos, aquí el esfuerzo debe ser doble pero también tiene el triple de recompensa. Ver como todos juegan, colaboran, se ríen, tiran la bebida, se les cae la tarta, no quieren irse …. en fin… es algo que de verdad yo recuerdo con cariño (aunque también es verdad que con agobio debido a la falta de tiempo), sus amiguitos y sus madres también, pero sobre todo mis niños…porque esa ilusión en los cumpleaños a los dos, tres, cuatro…años no se vuelve a repetir.

Por este camino en paralelo nos hemos encontrado Isabel y Ana. Un día quedamos para comer y recordar viejos tiempos, ya que hace unos años trabajamos juntas en la misma empresa, hacíamos un buen equipo. Nos pusimos al día, y nos contamos novedades y nuestras inquietudes. Y ahí se nos ocurrió; podríamos trabajar de nuevo juntas y unir nuestras fortalezas e ilusiones.

Ahora somos La Sonrisa de la Luna, dos madres trabajadoras que nos encanta organizar y celebrar hasta el último detalle de las fiestas de nuestros hijos, sobrinos y amigos. Buscamos y revolvemos hasta que encontramos todas las piezas que encajen a la perfección con la temática y el colorido de la fiesta ideal.

Nos encanta sorprender a los homenajeados y hacerles sentir protagonistas en un día tan especial para ellos. Sabemos todo el tiempo y esfuerzo que hay que dedicarle a recorrer tiendas, buscar por internet, localizar el sitio adecuado, hacer listas de invitados, preparar comida… para que todo salga perfecto.

Hemos decidido crear La Sonrisa de la Luna, porque queremos ahorrar tiempo y dinero a todos esos padres y madres, que como nosotras os encanta celebrar, ver la sonrisa de vuestros hijos, queremos ayudarte a hacer de las celebraciones infantiles un recuerdo inolvidable.